miércoles, 27 de julio de 2011

LLEGA A META,PERO MUERE AL DESCENDER


EL NORTE Monterrey, México (27 julio 2011).- El excursionista Martín Carlos Mendoza de los Santos cumplió su meta de llegar al paraje Pico Perico en el Cerro de las Mitras, donde firmó un diario para dejar constancia de su hazaña, pero cuando regresaba murió tras caer de una altura de 100 metros.


Mendoza de los Santos, de 47 años, inició el ascenso al cerro el domingo a las 9:00 horas, solo y sin equipo de comunicación, pero como no regresaba a su casa su esposa lo reportó como desaparecido la tarde de ese día.

Debido a la oscuridad, el domingo por la noche las autoridades no pudieron efectuar una búsqueda intensiva, pero la mañana del lunes elementos de Protección Civil estatal y municipal realizaron un operativo por veredas y por aire con el apoyo de un helicóptero.

Sin embargo, otra vez les ganó la noche y con ésta bajaron las probabilidades de encontrar con vida al excursionista, según comentaron los rescatistas.

Ayer por la mañana se reinició la búsqueda, ahora con el apoyo de excursionistas Mitras Explorer, grupo al que pertenecía Mendoza de los Santos, quien además trabajaba como auxiliar contable en la Secretaría de Desarrollo Urbano de Apodaca.

Al mediodía por medio de la radiofrecuencia de Protección Civil del Estado se informó que habían encontrado sin vida al excursionista en el paraje Cañón La Muela.

Una mujer, quien pertenece al grupo de excursionistas que participó en la búsqueda de su amigo, comentó que Mendoza de los Santos tenía el propósito de llegar al Pico Perico.

La compañera del ahora occiso que conoce las dos rutas para llegar al citado paraje se incorporó al operativo de búsqueda y a pie llegaron al punto al que se dirigía el escalador.

Al revisar un diario que ahí se encuentra, el cual es firmado por todo aquel excursionista que logra llegar al paraje Pico Perico, se dio cuenta que lo firmó con fecha del domingo 24, sin que precisara la hora.

Agregó que en un apartado del escrito dio gracias a Dios por haber llegado sano y salvo, pero además escribió que iba a bajar por "la otra vereda".

Por versión de los mismos excursionistas, "la segunda vereda" casi no es utilizada por el riesgo que existe de sufrir una caída, ya que las paredes y el camino están formadon por una piedra resbalosa y que además se desgaja fácilmente.

Antes de que el cuerpo de Mendoza de los Santos fuera bajado en helicóptero hasta una cancha de futbol de la Prepa Tec, lugar utilizado por los socorristas como campamento, al sitio llegó personal administrativo del municipio de Apodaca.

Una de las personas dijo que el ahora fallecido era contador, tenía su domicilio en el sector Colonial Cumbres y trabajaba como auxiliar en la Secretaría de Desarrollo Urbano de Apodaca.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada