lunes, 16 de agosto de 2010

AUMENTA EN GUADALAJARA TURISMO SEXUAL


REFORMA Guadalajara (16 agosto 2010).- La capital de Jalisco se ha convertido en una ciudad atractiva, además de por su historia y monumentos, por ser un destino de comercio sexual infantil.

Julio César Aldana Maciel, director de Atención Integral a la Niñez y a la Familia del DIF Guadalajara, reconoció que en la capital jalisciense hay registrados entre 400 y 600 casos de explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, cifras que tienden a crecer.

Dentro de todos estos casos, Ángel relata sus inicios en esta actividad.

Este adolescente dice no recordar cómo fue su primer encuentro sexual con un adulto.

No se acuerda o no quiere hacerlo.

Lo que sí tiene claro es que por prostituirse llegó a ganar hasta 4 mil pesos al día, que lo hacían sentirse a manos llenas a sus escasos 16 años de edad.

Se frota demasiado las manos cuando se le pregunta cómo fue ese primer servicio sexual. Repite la manía una y otra vez cuando se le cuestiona si alguna vez fue forzado a hacer algo en contra de su voluntad durante alguno de sus encuentros. Afirma, con voz quebrada, que no.

"Empecé a prostituirme para olvidar todo aquello", relata este joven de ojos enmielados, para algunos casi un niño.

"Todo aquello" significa que su madre lo echó de casa y que ella también se prostituía en cantinas de Mazatlán, en donde residían.

Hace casi dos años, Ángel tomó un autobús con destino a Guadalajara en donde tenía conocidos, según relata.

Llegando a la ciudad comenzó a vivir de y en la calle. Se percató de que en varias partes del Centro había jóvenes como él, quienes ofrecían su cuerpo a adultos, sobre todo a extranjeros. Así se inició en la prostitución.

Focos rojos

De acuerdo con el libro "Tolerancia Cero", publicado por el DIF Jalisco, la Universidad de Guadalajara y el Colectivo Pro Derechos de la Niñez, la capital del Estado se ubica como una de las seis ciudades con mayor índice de casos de explotación sexual infantil en México. Otros puntos son Tijuana, Acapulco, Puerto Vallarta y Cancún.

El País ocupa el lugar 28 a nivel mundial y quinto en América Latina, abajo de Brasil, Colombia, Guatemala y República Dominicana, en comercio sexual, aunque no se tienen cifras o estadísticas al respecto.

Aldana Maciel advirtió que aunque el problema se concentra principalmente en Guadalajara, tiene alcances metropolitanos, porque los niños involucrados provienen de otros Estados o Municipios conurbados.

Las redes y mecanismos de explotación, abundó el funcionario, han modificado sus formas de operar para permanecer activas en la ciudad con el consentimiento de las autoridades y ahora atraen a los niños a través de bares.

La prostitución no es delito, lo que sanciona el Código Penal del Estado, con hasta siete años de cárcel y 500 días de salario mínimo de multa, es la contratación de los servicios sexuales de menores de 18 años.

Estudios de organizaciones como End Child Prostitution Child Pornography and Trafficking for Sexual Purposes, reconocida por la ONU, señalan que detrás del turismo sexual infantil generalmente existen redes que reclutan a los menores.

Ofrecen sus cuerpos infantiles

Al caer la noche, salen de su "escondite". Varios niños y niñas se colocan en las esquinas y se pavonean en espera de que llegue un cliente para ofrecerle su cuerpo.

La mayoría de ellos no conocen otro modo de vida y dejan sus lugares de origen huyendo de maltratos y abusos.

La UNICEF considera que cada año, la cifra de víctimas de trata y explotación sexual en menores se incrementa en 1.8 millones. En 2006, existían 150 millones de niñas y 73 millones de niños.

El DIF Guadalajara tiene detectadas algunas de las formas de operar de las redes de prostitución infantil en bares gay.

"Los chicos son invitados primero a un café, a una cerveza y luego a una fiesta privada y después se va generando toda una red", indicó Aldana Maciel.

"Tenemos información de que los dueños están plenamente informados de que son menores de edad y, en el peor de los casos, son redes que obligan a los niños y niñas a prostituirse".

No obstante, en Jalisco no hay cifras recientes del problema.

Los números más actuales que maneja el DIF Jalisco son del 2006 y 2007, cuando se brindó atención a 186 y 300 menores y se detuvieron a 12 y 27 personas que contrataron a estos niños respectivamente.

Los expertos que trabajan en el tema dibujan un panorama espeluznante: cuadros de gonorrea y casos graves de VIH.

Estudios señalan que muchos de los jóvenes que ejercen la prostitución fueron abusados.

Para combatir la explotación sexual infantil, el DIF Guadalajara ha diseñado una estrategia con tres ejes de acción.

El primero, es la denuncia en los lugares donde se presentan los hechos; el segundo es una red de contacto para concientizar sobre el problema, y el tercero es el trabajo comunitario.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada